es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

Yo, la peor de todas

27 de octubre de 2017 al 4 de febrero de 2018

“Pues, ¿qué os pudiera contar, Señora, de los secretos naturales que he descubierto estando guisando? Veo que un huevo se une y fríe en la manteca o aceite y, por contrario, se despedaza en el almíbar; (...) Por no cansaros con tales frialdades, que sólo re ero por daros entera noticia de mi natural y creo que os causará risa; pero, Señora, ¿qué podemos saber las mujeres sino losofías de cocina? (...) Y yo suelo decir viendo estas cosillas: Si Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito.”

Sor Juana Inés de la Cruz, Respuesta a Sor Filotea de la Cruz (1691)



Yo, la peor de todas es un proyecto artístico basado en la exploración de otras formas de conocimiento. Parte de la teoría crítica feminista para cuestionar el conocimiento dominante y proponer otras formas de saber y de conocer nuestra realidad. El proyecto entiende las identidades como uidas, inestables y performativas, e intenta trabajar desde el conocimiento situado, desde el cuerpo y desde las existencias fronterizas. 

El proyecto invita a pensar desde una crítica a las formas hegemónicas de producción, administración y circulación del conocimiento que instauran toda una serie de desigualdades: ¿qué está legitimado como conocimiento y qué no? ¿quiénes están autorizados a producirlo y a ponerlo en circulación? ¿quiénes tienen acceso a él? ¿qué for- mas de conocimiento y qué sujetos están expulsados del centro y transitan los bordes del saber hegemónico? ¿cómo proponer asaltos del borde al centro para que aparezcan otras formas de mirar? El proyecto intenta ser un espacio de encuentro, de intercambio y de exploración de formas de conocimiento que posibiliten el retorno de saberes excluidos para cuestionar nuestra realidad.

 

Yo, la peor de todas se presenta en tres sedes: Museo de Navarra, Centro de Arte Contemporáneo de Huarte y Fundación Museo Jorge Oteiza. 24 (22 artistas + Anónimo biombo + Francis Bartolozzi + obra de Oteiza) artistas, navarras y navarros en su mayoría, se aproximan a estas cuestiones desde sus propios intereses artísticos y de investigación. La mayoría de las propuestas artísticas que se presentan han sido producidas expresamente para la exposición.

En el Museo de Navarra varias/os artistas dialogan con un biombo colonial realizado en México en el siglo XVII y procedente del Palacio de los Condes de Guendulain, para plantear cuestiones relacionadas con la colonialidad del conocimiento y la hegemonía europea, blanca y masculina que instaura la Modernidad. Se presentan también los Dibujos de la guerra de la artista Francis Bartolozzi, que, en diálogo con trabajos de artistas actuales, posibilitan la construcción de genealogías de mujeres artistas en nuestro territorio. Además, las artistas invaden la colección histórica del Museo, proponiendo visiones torcidas y desviadas de la institución museística como lugar de construcción del saber o cial para activar nuevas miradas sobre los objetos.

En la Fundación Museo Jorge Oteiza, siete artistas se sitúan frente a la gura de Jorge Oteiza desde sus intereses artísticos y personales, desde su experiencia y su formación, pero también desde sus afectos. La exposi- ción se acerca a ese Oteiza que sitúa el arte como forma de conocimiento, y la educación estética como pedagogía fundamental, pero también como pedagogía fronteriza y contrahegemónica capaz de construir sujetos críticos y comprometidos con su entorno más cercano. Ese Oteiza que vuelve la vista a ciertas formas y tradiciones locales y las sitúa y legitima como formas de saber con la capacidad de horadar el discurso central y racional. Al mismo tiempo, las artistas tratan de interrumpir a ese Jorge Oteiza reformulador del arte y de la identidad vasca, y a su legado estético y escultórico.

En el Centro de Arte Contemporáneo de Huarte tienen lugar entre octubre de 2017 y febrero de 2018 distintos procesos de trabajo artístico y de investigación relacionados con las líneas conceptuales de Yo, la peor de todas. En octubre se realiza una residencia de producción de fanzi- ne feminista que aborda la historia de la brujería en Navarra, en la que participan artistas extranjeras junto a artistas locales. En el programa de encuentros con artistas “Aperitifak” y en el programa expositivo “Habitación” se abordan procesos de restitución de saberes populares y tra- dicionales o cuestiones relacionadas con los feminismos, la decolonialidad del conocimiento o distintos modos de resistencias. Además, se realizarán talleres sobre ilustración, autoedición y fanzine feminista. 

Yo, la peor de todas