es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana
Gobierno de Navarra

EUSKAL BARROKENSEMBLE

Euskel Antiqua

CONCIERTO

SÁBADO 10 DE SEPTIEMBRE / 20:15 h
CENTRO CULTURAL LOS LLANOS

Comprar entradas

EUSKAL BARROKENSEMBLE

SABIN BIKANDI, txistu y alboka
MIXEL ETXEKOPAR, voz , txirula, ttun ttun
MAIKA ETXEKOPAR, voz
LEIRE BERASALUZE, voz
MIREN ZEBERIO, violín barroco
DANI GARAY, percusión
PABLO MARTIN, violone
DANIELE CARNOVICH, bajo
DAVID SAGASTUME, contratenor
ENRIKE SOLINÍS, guitarra, laúd y dirección
PATXI LABORDA, AINHOA ODIAGA, dantzaris

Euskal Barrokensemble es un grupo de formación variable que nació a principios del año 2006. Está conformado por jóvenes músicos destacados del panorama internacional de la música antigua. Su director y fundador, Enrike Solinís, tras desarrollar una carrera internacional en las formaciones más importantes especializadas en música antigua, como Hespèrion XXI, Le Concert des Nations, Concerto Vocale, le Concert d`Astreé, etc., decide fundar una agrupación que combinando el gran talento y formación de sus miembros y la frescura y el entusiasmo de sus interpretaciones pretende acercar el repertorio de la música antigua, clásica y popular a públicos diversos siempre de manera cercana y despojada del mayor número posible de prejuicios.

El ensemble ha sido aclamado por la crítica y el público en muy diferentes festivales y en infinidad de medios de comunicacion, Festival Allimprovisso (Republica Checa), Festival de Música de la Havana (Cuba), Quincena Musical (Donostia) en el Palacio Euskalduna de Bilbao y en el Auditorio Nacional de Madrid, Festival Baroque de Montreal (Canadá) o Festival de Primavera de Praga (República Checa)... Ha grabado además un DVD en directo con la soprano María Espada y el programa In Furore para el sello Zortzi Kantua.

PROGRAMA

EUSKEL ANTIQVA
Legacy of the land of Basque

Kontrapas/ Contrapás
Tradicional s. XV / Bernard Detxepare, Linguae Vasconum Primitiae (1545)

Perutxoren kanta/ Cantar de Peruchol
Cancionero de Iztueta/ Gaspar Gómez, Tercera parte de la tragicomedia de Celestina (1536)

Adarraren Sagarraren
Tradicional

Pavana --‐Gallarda --‐Branle de Champagne
Claude Gervaise / Tradicional

Urrutiko kantorea
Tradicionales del s. XVI, recogidas en Zuberoa

Bralea
Tradiconal s. XVI

Efthah na sé fathay (Maitia nun zira)
Tradicional

Urruska Fandanfo/ Ternuako porrue
Tradicional

Sibilaren Profezia/ Profecía de la Sibila
Joanes Etxeberri “Ziburukoa”, Mendoza (Alava), segunda mitad del siglo XII.

Pelegria naiziela
Tradicional

Con amores, la mi madre
Danza tradicional del s. XV / Juan de Anchieta (Azpeitia 1462-Azpeitia 1523), Cancionero de
Palacio,

Koumis--‐Ezpatadantza
Iraní/Vasca

Ave Sanctissima Maria
Juan de Anchieta (Azpeitia 1462-Azpeitia 1523), Cancionero de Segovia.

Salve Regina
Gonzalo Martinez de Bizkargi, Azkoitia 1460--‐1529.

Gaiza Zenduan Lenizanok-Canzona anonimoa
Cancionero de Sablonara / madrigal anónimo. s XVI

Izan nüzü Prantzian
Andere ederra / Juan Vásquez, (Sevilla, 1560)

Kanario--‐Errekaxilo
Barri Onak Dakart / Buenas nuevas buenas
Romanesca / J. de Lazarraga .

Janzu Janto
Anónimo, Cancionero Musical de Palacio (ca. 1500)


NOTAS AL PROGRAMA

Euskal Herria, término que identifica al pueblo que posee el Euskera como lengua propia. Nosotros, en cambio, hemos preferido utilizar “Euskel” a diferencia del convencional “Euskal” ya que el hecho de aparecer de esa manera en el manuscrito del siglo XVI de Joan Pérez de Lazarraga, nos invita a pensar en cierta medida, cómo las palabras varían a lo largo del tiempo y a pesar de ello el fondo al que refieren, en este caso al pueblo que tiene una lengua común sobre la que se vertebra un mundo socio cultural particular, sigue siendo siempre el mismo.

El arte vasco, rico como ningún otro en influencias, nos ha legado sobre todo mucha música popular. Es un pueblo eminentemente musical, y es esta, una de las razones por las que la música antigua se plantea como uno de los medios más valiosos para trasladar el legado vasco al mundo. Un mundo de etiquetas peyorativas que tan injustamente no ha sabido clasificar a muchos pueblos de gran calado cultural, alejados de la marabunta universal clasificatoria. Esta nueva ventana al mundo de la cultura que se hace llamar “música antigua” recoge las músicas y literaturas de otras épocas, dejando entrever muchas veces cómo el estrato culto y el popular convivieron en gran medida, y evidenciando eso sí, que la música llamada antigua es hija natural de la música popular. La amplitud y variedad del cancionero vasco, y de las expresiones artísticas como la literatura, la danza, la pintura o el bertsolarismo además, cómo no, de la propia música culta, choca de frente con su escasa presencia en determinados círculos artísticos a los que merecería pertenecer. La cultura vasca desde siempre ha sido pionera en el arte, a pesar de lo que muchos han pensado. En el terreno musical por ejemplo ya en el siglo XIV puso su granito de arena en el desarrollo de la notación musical,  y es cierta la existencia de grandes compositores ya en el Renacimiento como Antxieta o Bizkargi entre otros. En la literatura la existencia de una lírica euskaldun variada y renacentista (Etxepare, Lazarraga, Leizarraga) es poco conocida pero no por eso irreal.

Euskal Barrokensemble intenta presentar una visión de Euskel Herria cosmopolita, ligada al mundo, un pueblo conformado en muchas épocas por musulmanes, judíos, cristianos… cuyo reflejo en la lengua y el arte es evidente y situado en el centro de la gran vía del arte en Europa que fue el Camino de Santiago. Un pueblo de singularidades evidentes como el de poseer uno de los idiomas más inclasificables y antiguos del mundo, unos instrumentos musicales tan semejantes y diferentes a la vez a los de los pueblos que lo rodean, y que desarrolló su arte desde un principio en la misma medida que los vecinos que lo rodeaban, esa es la imagen que queremos trasladar de nuestra cultura. Un arte vasco vinculado a las corrientes europeas en voga en otros tiempos, muchas veces adelantada a su tiempo y muchas otras adormecida en su propio y natural ostracismo. Una cultura que en el Renacimiento todavía vivía sin digerir un cristianismo de última hora que chocaba de frente con su modus vivendi y creencias ancestrales. Un pueblo con unas expresiones artísticas, que a pesar de tener en la tradición oral su máximo exponente, no  puede dejar de valorar las muchas muestras de cultura escrita que posee, tanto en lo literario como en lo musical. Vivir en la cultura vasca supone disfrutar de la maravilla del arte vasco, disfrutar de todas sus aristas y recovecos y saber además caminar por el mundo disfrutando y aprendiendo de otras culturas, mezclándonos con ellas.

Enrike Solinís

EUSKAL BARROKENSEMBLE