es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana

Los niños en los campos de concentración

Biblioteca de Navarra. Sala Planta 1

22/02/2017

 Adolfo García Ortega imparte la charla Los niños en los campos de concentración: 15º aniversario de la publicación de El comprador de aniversarios.

Ciclo: Todavía el Holocausto: seguir contando el horror.

Entrada libbre hasat completar aforo.

Presentará a Adolfo García Ortega el editor Ricardo Pita

Aurora Intxausti publicó este comentario cuando se publicó El comprador de aniversarios de Adolfo García Ortega.

Unas escuetas líneas en La tregua, de Primo Levi, fueron suficientes para que Adolfo García Ortega (Valladolid, 1958) se embarcase a escribir El comprador de aniversarios (Ollero & Ramos) y fabular sobre Hurbinek, un niño de tres años que murió en el campo de Auschwitz sin que nada se supiese de él, salvo que tenía las piernas atrofiadas y que su mirada era su único asidero a la vida. Hoy, Hurbinek tendría 59 años y la suya habría sido una vida rota por las masacres del nazismo. El personaje simboliza “el horror en su estado más puro”, dijo ayer el autor durante la presentación del libro en Madrid, en la que estuvo acompañado por Antonio Muñoz Molina. “Cuenta los horrores que los seres humanos somos capaces de llegar a cometer”, añadió.

La silenciosa existencia de Hurbinek pudo, como la de tantas otras víctimas del holocausto, haber pasado desapercibida, de no ser porque Primo Levi, que coincidió con él en un barracón de Auschwitz, lo citó en La tregua. En ese libro, el escritor judío contaba que Henek, un muchacho de 15 años, cuidaba con devoción el diminuto y paralizado cuerpo del niño al que había encontrado temblando sobre la nieve en un camino del campo de concentración.

Rescatar una vida

Aquella historia impresionó tanto a Adolfo García Ortega, que actualmente dirige la editorial Seix Barral, que siempre imaginó que en algún momento escribiría una novela para rescatar la vida del pequeño judío.

El narrador de El comprador de aniversarios, un español impresionado desde niño por la masacre nazi, decide en la década de los noventa, ya adulto, emprender un viaje a Auschwitz en solitario, buscando la respuesta al absurdo de la muerte de un niño como Hurbinek, símbolo de otros cientos de niños muertos. Un accidente lo retiene en un hospital de Francfort, y entonces empieza a imaginar la vida del pequeño, unida a la de Primo Levi y a la de otros personajes, reales o ficticios, que han conformado la vida y la muerte de Auschwitz. El libro es un recorrido por el pasado y presente de Europa.

La obra de Adolfo García Ortega, según el escritor y académico Antonio Muñoz Molina, es “un nuevo tipo de novela en la que el autor utiliza la imaginación como conocimiento y cumple legendarias funciones de este género literario, como hacer héroes de gente marginal y de personas sin nombre ni voz, y contar lo que no pudo ser contado”.

García Ortega, que ha estado vinculado al mundo del libro y de la literatura durante los últimos 20 años, es autor de una obra que incluye libros de poesía como Fortuna, La ceniza del Paraíso y Travesía, los cuentos que ha reunido en PrivadoParaíso o Un fin de siglo, o sus novelas Los episodios capitales de Osvaldo Mendoza, Mampaso, Los días rusos, Café Hugo y Lobo.

Buscador