es | eu

Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana

Acto de entrega

La Presidenta Barkos destaca que Aranguren ha contribuido “a formar un público crítico y ha sembrado la afición por el arte dramático”. Barkos le entrega el Premio Príncipe de Viana de la Cultura 2016 a este catedrático de instituto y director teatral, en un acto que, por primera vez, se celebra en el Palacio Real de Olite.

La Presidenta de Navarra, Uxue Barkos, en su intervención, ha destacado que Ignacio Aranguren ha contribuido “a formar un público crítico y ha sembrado la afición por el arte dramático. Así se ha expresado en el acto de entrega del Premio “Príncipe de Viana” de la Cultura 2016 concedido por el Gobierno de Navarra a este catedrático de instituto, creador y director del Taller de teatro del Instituto Navarro Villoslada.

Este acto se ha celebrado por primera vez en el Palacio Real de Olite, espacio que remite al primer Príncipe de Viana, Carlos de Trastámara y Evreux, en cuyas dependencias vivió durante buena parte de su vida. En su época, era considerado uno de los castillos medievales más lujosos de Europa.

Palabras del premiado

Ignacio Aranguren ha comenzado su intervención agradeciendo al Gobierno de Navarra y al Consejero Navarro de Cultura la concesión de este premio.

“La cultura y la educación comparten un mismo territorio –ha continuado Aranguren- porque ambos solo buscan que seamos capaces de entendernos mejor, primero a nosotros mismos como personas y como sociedad, para después entender mejor el vertiginoso mundo que nos rodea. Y la educación y la cultura necesitan encontrarse sobre un escenario”.

Aranguren ha querido hacer extensivo el premio a todo el teatro navarro, tanto profesional como no profesional, “hecho en demasiadas ocasiones en circunstancias de travesía peligrosa, pero siempre por placer y en libertad. Y también es un premio que dedico de corazón con todos mis compañeros, los docentes a los que, cada vez que acaban una clase, no les suenan los aplausos: solo les suena un timbre”

Previamente, el dramaturgo, actor y director teatral, y discípulo del galardonado, Alfredo Sanzol, ha realizado una laudatio del premiado, trayendo a la memoria los años en los que Aranguren era su maestro: “El teatro es un juego muy serio, un lugar de diversión que necesita técnica y reglas. Un lugar de libertad y un lugar de compromiso. Ignacio nos descubría que nuestro papel dentro del espectáculo era esencial. Que sin nuestro compromiso al cien por cien todo el conjunto se dañaba. No puedo decir, ni transmitir la sensación que se produjo en mí al descubrir que no daba igual que yo estuviese o no encima del escenario. Que no daba igual que yo estuviese distraído o no. Por primera vez en mi vida me sentí digno. Sentí que jugaba un papel, que tenía una responsabilidad que nadie podía asumir por mí, y que lo que yo hiciese influiría de una manera determinante en el resultado final.”

Desarrollo del acto

El acto se ha desarrollado en el patio del Palacio, adornado con un pendón y dos reposteros, y ha contado con la presencia de consejeros y consejeras del Gobierno, las principales autoridades políticas e institucionales de la Comunidad Foral, los y las integrantes del Consejo Navarro de Cultura, y la familia y amistades del premiado.

El acto ha comenzado a las 12 horas con el himno de Navarra, Marcha para la entrada del Reyno, interpretado por el conjunto de trompetas y timbales de la Banda de Música de Olite. A continuación ha intervenido Alfredo Sanzol, dramaturgo, actor y director teatral, y discípulo del galardonado, quien ha realizado una laudatio de Aranguren.

Ha intervenido posteriormente el grupo de música antigua Secretum, dirigido por Sergio Barcellona y compuesto por Íñigo Casalí (flautas de pico renacentistas), Sergio Barcellona, (viola de gamba), Charo Indart (clave) y Peio Otano (percusiones), que ha interpretado Celeste Giglio, de Fabritio Caroso (1526-1600).

Tras la entrega del premio a Aranguren por parte de la Presidenta Barkos, Miguel Ángel García, del IES Plaza de la Cruz, entidad promotora de la candidatura del premiado, ha pronunciado unas palabras en euskera, que el premiado ha parafraseado en castellano.

Ha cerrado el acto la intervención de la Presidenta Barkos, y la actuación musical de Secretum, que ha interpretado la Suite de bransles, de M. Praetorius.

A las 14 horas, las autoridades han visitado las obras de restauración de la portada de Santa María, previamente al almuerzo celebrado en el Parador de Olite (salón Doña Blanca), ofrecido por el Consejo Navarro de Cultura al galardonado, y al que ha asistido también la Presidenta de Navarra y el alcalde de Olite.

Con motivo de este acto, el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Olite han organizado una jornada popular y festiva con varias ofertas culturales, todas gratuitas, que se celebrarán a lo largo del sábado.

Acto de entrega